17
octubre
miercoles
24° cielo claro
Hum. 70%
Máx: 31 • Mín: 22
Puerto m


/>





/>



POLICIALES

La angustia de una madre: “Estoy esperando que me llame mi hijo”

Silvia Reynoso no tiene consuelo. Es la mamá de César Miño, uno de los dos concordienses que desaparecieron camino a Paraguay. La Justicia acotó la búsqueda a un tramo de 90 kilómetros. Hoy marchan los familiares.

Desde el lunes de la semana pasada se busca dar con el paradero de los concordienses César Andrés Miño, de 38 años y Sergio Andrés Quintana, de 33, quienes salieron con destino a Encarnación, pero nunca llegaron.

“No sabemos nada de nada. Lo único que sé es que la esposa salió a buscarlo, al igual que mi otro hijo con un grupo de amigos. El es súper responsable. No toma, no fuma. Estoy desesperada, necesito que me ayuden, que me lo ubiquen”, sostuvo Silvia Reynoso, madre de César Miño.

Sin poder contener sus lágrimas, agregó: “Tengo 9 hijos y es la primera vez que vivo algo así. El tiene 38 años. Todos tienen estudio, trabajo. Yo no sé cómo desenvolverme ante un caso así. Estoy esperando el llamado de mi nuera y el de mi hijo; vivo al lado del teléfono, de la radio, del teléfono, tratando de saber algo”.

El miércoles, la familia de Miño viajó a Paraná y se reunió con Mauro Urribarri. El funcionario provincial les dio esperanza y se comprometió a no bajar los brazos en la búsqueda. “Pensamos que se durmió y desbarrancó, por eso pedimos que sobrevolaran la zona”.

Sostuvo que su nuera se fue con “la corazonada de que lo va a encontrar. Está embarazada de 7 meses y tiene un bebé de 1 año y 8 meses. La verdad es que hasta ahora nunca tuvimos una comunicación de nada y él conoce bien la zona, porque siempre va a comprar a esa zona”.

Cuando se le preguntó por Quintana, la madre de Miño dijo que ella no lo conocía. “El es muy confiado, siempre ayudando, yo pidiéndole que se cuide, pero él dice ‘no tiene trabajo, le doy una mano’. Yo siempre le digo que las cosas cambiaron”.

Más adelante, dijo que, particularmente, le “llama la atención que no lo busquen (a Quintana); no llaman a la radio. Ellos no se involucran en nada, no viajaron a Paraná y uno empieza a sospechar”.

En cuanto a las declaraciones de que había estado en una estación de servicio, aclaró: “Hay imágenes de que estuvieron cargando en Virasoro, Corrientes, pero el fiscal indicó que no se puede ver en la cámara si es él quien está al volante de la camioneta. Solo que es la camioneta, porque coincide el color y la patente”.

Finalmente, se informó que la familia de Miño, junto a amigos y vecinos, hoy marcharán a las 17.00 a la plaza 25 de Mayo reclamando por su aparición.

90 kilómetros

Por otra parte, el fiscal Germán Dri informó que la búsqueda de Miño y Quintana se acotó a los 90 kilómetros que separan la localidad correntina de Gobernador Virasoro y la ciudad misionera de Posadas. Esto surge de las imágenes cotejadas de las cámaras de seguridad de distintas estaciones de servicio, a la vera de la ruta.

El 21 de septiembre, a las 00.15, “ellos bajaron e hicieron compras en una estación de servicio de Monte Caseros”, y luego – por la diferencia horaria y lo que se desprende de otras tomas – se pudo establecer que la camioneta Peugeot Partner pasó por las localidades correntinas de General Alvear y luego sí, en Virasoro”, detalló el funcionario judicial.

Fuente: Diario El Sol
/>

/>

/>

/>



/>




/>

Mas Leídas

Subir