18
octubre
jueves
29° cielo claro
Hum. 45%
Máx: 29 • Mín: 24
Puerto m


/>





/>



TITULARES

Nada es gratis: Condenaron al jugador de fútbol que agredió a otro en partido por la Liga de Basavilbaso

En juicio abreviado, fue condenado este miércoles el jugador de Deportivo Peñarol, que agrediera brutalmente de un golpe de puño a su contrincante de Deportivo Mantero, hecho ocurrido cuando el domingo 1ro de abril, cuando finalizaba el partido que se disputaba en el Polideportivo de Villa Mantero, por la Liga Regional de Basavilbaso.

Se trata de Cristian Osvaldo Santa Cruz, de 19 años de edad, nacido en Las Moscas, pero domiciliado en San Marcial, quien fue representado legalmente por el doctor Mario Arcusin, de Basavilbaso.

La audiencia se desarrolló ante la jueza de Garantías, doctora Alejandrina Herrero, con la presencia en sala del fiscal Mariano Budasoff, el querellante Alejandro Filipuzzi y el imputado junto a su defensor.

El fiscal dio lectura a los hechos señalando que el acusado golpeó a traición al jugador rival, Nahuel Valenzuela, causándole lesiones en el rostro y un severo traumatismo de cráneo, cuyas consecuencias aún no se pueden asegurar.

La imputación fue la de “Lesiones graves dolosas, calificadas por la alevosía”, que contempla penas de 3 a 10 años de prisión, explicando el fiscal en su alegato que fueron consideradas 25 evidencias, más que suficientes para acreditar los hechos, señalando que fueron tenidas en cuenta al momento del acuerdo con la Defensa.

El doctor Budasoff consideró importante tener en cuente la falta de antecedentes y edad del acusado, así como su situación familiar y laboral, como atenuantes, llegándose al acuerdo de aplicar una pena de 3 años de prisión en suspenso, destacando que el hecho fue de gran connotación social y sin dudas afecta a la opinión pública y al deporte en sí mismo.

El alegato del fiscal, recibió la conformidad de la Querella y la Defensa, pero la parte acusadora particular exigió una disculpa del acusado para con la sociedad y la comunidad deportiva, a lo que se opuso la Defensa, pero que aceptaba la misma si la jueza lo ordenaba.

Oídas las partes, la doctora Herrero analizó las presentaciones y tras consultar al acusado si había aceptado voluntariamente el acuerdo, no hizo lugar al pedido querellante ya que el acusado ya pagaba su deuda con la sociedad con la pena impuesta y las rigurosas reglas de conducta, por lo que homologó el acuerdo por 3 años de prisión en suspenso, agregando la prohibición de contacto alguno entre el condenado y la víctima, fijar domicilio, abstenerse del consumo de bebidas alcohólicas o drogas y la inhabilitación por 3 años para jugar en cualquier Liga de fútbol, medidas a la que se suma la impuesta por el club donde jugaba.

Lo sucedido sin dudas sienta un precedente importante para que los hechos de violencia deportiva no queden impunes y se tome conciencia de quien comete estos actos, deberá responder ante la Justicia.

Fuente:03442

/>

/>

/>

/>



/>




/>

Mas Leídas

Subir