19
octubre
viernes
21° nubes rotas
Hum. 56%
Máx: 21 • Mín: 18
Puerto m


/>





/>



DEPORTES

El paranaense que ganó la media maratón vendió empanadas para poder competir

Julián Molina, un joven paranaense de 25 años, se consagró como el primer maratonista argentino en cruzar la línea de llegada en la Media Maratón de Buenos Aires. Para poder competir, debió vender empanadas.

Julián Molina, un joven paranaense de 25 años, se consagró como el primer maratonista argentino en cruzar la línea de llegada, con 1:04:18 en la Media Maratón de Buenos Aires.

La carrera comenzó a las 7.30 en Figueroa Alcorta y Monroe. El objetivo de la 30° edición era llegar a la meta en menos de una hora, una proeza nunca antes alcanzada en esta carrera y que logró el etíope Mosinet Geremew.

Geremew, con 59 minutos 48 segundos, fue el ganador de la media maratón de Buenos Aires, un récord en el país, mientras que Julián Molina se consagró como el primer maratonista argentino en cruzar la línea de llegada.

Su reloj marcaba 1:04:18 cuando atravesó la línea de llegada, con el favorito de la carrera, Mastromarino, pisándole los talones. “Mi objetivo era salir con el pelotón y marcarlo a Mariano, sabía que estaba para correr esos tiempos, solo había que esperar a que llegara el día y despertarse con ganas”, aseguró el campeón.

Tras muchos días de trabajo, el competidor logró juntar el dinero para viajar a Buenos Aires y consagrase como campeón argentino. Para llegar correr los 21K vendió más de 40 docenas de empanadas de verdura y carne, que preparaba una vez por semana y trabajó de mozo los fines de semana.

Por su parte, el marplatense Mariano Mastromarino, representante argentino en la maratón olímpica de Río 2016 y medallista de bronce de esa distancia en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, buscó defender su corona nacional como el gran favorito.

“Estoy muy contento, ahora estoy tranquilo, pero estuve muy ansioso”, reconoció Molina entre risas. “Mariano (Mastromarino) me ha ayudado mucho, marcó el ritmo y no dejó que me vaya. Hice pretemporada con él, yo sabía que él era muy fuerte. Estoy muy agradecido por la confianza que me dio”.

“Después del Nacional me puse a entrenar para esta carrera, vengo de ser subcampeón. Ayer estuve muy tranquilo por suerte, recorrí caminando con mi novia algunas calles de Palermo. Estaba tranquilo, quería pasar el kilómetro 15 bien y así fue. No imaginaba el título, es un sueño”, aseguró.

Fuente: El Once

/>

/>

/>

/>



/>




/>

Mas Leídas

Subir